Catas Solidarias: Florida

El viernes 11 de mayo, una decena de bodegas uruguayas se trasladaron a la Asociación de Productores de Leche de Florida, para inaugurar una nueva edición de las Catas Solidarias, organizada por el Club de Leones de Florida, con el aval de INAVI.

LA SOLIDARIDAD DEL VINO

Las Catas Solidarias se enmarcan dentro de un programa integrado a la política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI), con el objetivo de fomentar la cultura del vino uruguayo, difundir el conocimiento del vino a través de la degustación, dar a conocer los jugos de uva y promover las acciones benéficas. Partiendo de un reglamento que establece una serie de requisitos tanto para organizadores como para empresarios bodegueros que asegura y optimiza el nivel de las catas desde los insumos hasta el acondicionamiento del local, INAVI avala una cata por departamento cada año, asesorando a Rotarios y Leones, participando con delegados, difundiendo los fines de cada cata, y evaluándolas a través de un sistema de encuestas a las bodegas participantes.

Las Catas Solidarias se han desarrollado desde 1990 en diferentes departamentos del país, ayudando a diferentes proyectos sociales. En esta ocasión, la institución beneficiada es RE-CREAR (Asociación Floridense de Niños con Trastorno de Espectro Autista), que actualmente trabaja con más de 20 niños que padecen dicha patología. “Para nosotros es un honor que se nos haya invitado y ser beneficiarios directos. Estamos luchando día a día por nuestros hijos, por su futuro y porque salgan de esa vida de encierro”, expresó el vicepresidente de RE-CREAR, Sergio Guarteche.

LAS ESTRELLAS DE LA NOCHE, EN COPAS

Mientras el vino se vuelve solidario, también se vuelve educativo. Cada una de las diez bodegas presentes, siguiendo la reglamentación de INAVI, contó con representantes, en algunos casos enólogos o sommeliers, y en otros distribuidores o los propios directores, quienes se presentaron abiertos a compartir el vino, guiando al público en la cata, brindando información de la bodega, de la elaboración del vino, y/o sus características sensoriales, según las inquietudes del público.

“El vino es un elemento amigo que nos invita a compartir y a estrechar lazos para llegar a esos niños que tanto nos necesitan, y para compartir un momento amable, de sociabilidad, degustando esos buenos vinos que nos ofrecen las bodegas uruguayas”, expresó Víctor Sabbia, presidente del Club de Leones de Florida, precursor de las Catas Solidarias del Club de Leones desde hace cinco años, en los que ha realizado seis ediciones en forma ininterrumpida.

UNA “SABBIA” RECOMENDACIÓN 

En este camino de difundir el conocimiento del vino , INAVI invita en cada cata a recordar al menos un vino por bodega, como oportunidad valiosa para el consumidor y retribución a la esmerada selección de las bodegas solidarias. Esta elección esta sugerida por la propia bodega en su anhelo de sorprender gratamente 

En su discurso inaugural, con este espíritu Víctor Sabbia mencionó de cada bodega un vino particular*:

Gobelet: Marselanne Roble 2009. 
Un vino proveniente de Villa del Carmen, en donde las uvas completan su ciclo de maduración sin dificultades climáticas, una región descubierta en 1917 por Andrés Faraut. La bodega funciona desde el 2006, y actualmente poseen 60 variedades de uvas. Fue el debut de esta bodega en las catas de vinos del Club de Leones.

Castillo Viejo: Grand Vin Tannat/Tempranillo 2006. 
Fundada en 1927, la bodega sigue hoy con la tradición de tres generaciones, comandada por la familia Etcheverry, con viñedos que se extienden a lo largo de 87 hectáreas en el departamento de San José. Presentaron este particular vino, con quince meses en barrica francesa.

Rosé: Jugo de uvas. 
Una bodega familiar en la zona de Sauce, Canelones, es la responsable de elaborar, además de vinos que siguen la tradición familiar, el clásico jugo de uvas sin alcohol, con la aromática cepa Isabela.

Bodegas Carrau: Cabernet Sauvignon 2010 Juan Carrau.
Una tradición vitivinícola que se remonta a 1752, en la región de Cataluña, España. El viñedo original, adquirido en 1930, está ubicado en Las Violetas y luego de una intensa investigación con el objetivo de buscar suelos apropiados para uvas de calidad, se levantó una bodega en Cerro Chapeu, en Rivera, transformándose en el viñedo más alto de Uruguay. 

Vidart: Tannat Vieja Estancia de Vidart. 
Fue la bodega “locataria” de la cata, instalada desde hace más de un siglo en la localidad de 25 de Mayo, en una zona favorecida por tierras moderadamente profundas y clima con influencia marítima.

La Carolina: Cabernet Sauvignon. 
Una empresa familiar de raíces piamontesas, ubicada en Canelones, que empezó a producir vinos finos desde 1954 en forma artesanal. Cuatro generaciones después, y con nuevas tecnologías, siguen apuntando a la excelencia en vinos y vides, que crecen en 65 hectáreas de viñedos en una zona ondulada del Sauce.

Santa Rosa: Fond de Cave. 
La elaboración de espumosos comenzada en 1936 en Santa Rosa, ha crecido al punto de transformarse en la bodega líder del mercado en espumosos, elaborados siguiendo el método champenoise en pupitres que se extienden a lo largo de una cava de 4000 metros cuadrados. 

H.Stagnari: Tannat Viejo 2008. 
El “campeón” de los vinos finos de H.Stagnari, seleccionado como uno de los seis mejores vinos tintos del mundo. Un vino elaborado con Tannat de viñedos salteños, con un descanso de doce meses en barricas de roble.

Establecimiento Juanicó: Touriga 2011. 
Es el primer vino elaborado en Uruguay con esta cepa emblemática del Portugal, base de los oportos, caracterizada por su aroma a frutos negros y notas florales, cuero, madera, humo y un especiado a canela.

Valente: Sidra La Gijonesa. 
Una sidra levemente dulce, que ya es un clásico fundamentalmente en la mesa navideña, nacida en una bodega de tradición europea, situada en Camino Mendoza, en el límite de Canelones y Montevideo.

*respetamos el orden en que fueron presentados por Sabbia.


CAPACIDAD COLMADA

La cata comenzó a ser organizada desde diciembre de 2011, cuando los organizadores comenzaron a convocar a las bodegas. Contaron con el apoyo de diversos comercios locales, como Real Cambio, Chevrolet Florida y CAYCPA, quienes proporcionaron las copas especialmente grabadas para la ocasión. Para acompañar los vinos, se pudo degustar de cinco tipos de quesos y fiambres, variedad de panes y panificados de panaderías locales, sándwiches, y ternero asado. La velada fue complementada con espectáculos artísticos a cargo del Ballet Folklórico de la Intendencia de Florida, y cada bodega ofreció uno de los vinos presentes en la degustación, para ser sorteados entre los participantes. A esta sexta cata del Club de Leones, asistieron, según declararon los organizadores, 400 personas, que apostaron a la solidaridad, colmaron el salón, confraternizaron y disfrutaron en forma guiada de grandiosos vinos uruguayos. 
La Cata Solidaria de Florida, es la primera de una serie de 14 catas, que desarrollarán Rotarios y Leones en diferentes departamentos del país, y que serán anunciados en nuestro newsletter.

En el marco del festejo de los 150 años de Canadá como Confederación, Uruguay tendrá su día el 23 de julio.
Del 18 al 21 de junio Uruguay participó de la 19° edición de esta feria de vinos de referencia mundial.
Comercio Exterior de INAVI presentó un programa de actividades para la segunda mitad del corriente año.
La prestigiosa revista inglesa publicó los premios donde dos vinos nacionales obtuvieron el máximo galardón.