Se realizó con éxito el Seminario ALADI-CEPAL sobre huella de carbono

Organizado conjuntamente por la Secretaría General de la ALADI y la CEPAL, el 8 de mayo se desarrolló un Seminario sobre Huella de Carbono: Perspectivas para Uruguay y la Región en la sede de la ALADI, en el que un grupo de expertos nacionales e internacionales compartieron conocimientos y experiencias. El encuentro fue inaugurado por el Secretario General a.i. de la ALADI, César Llona; el Ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente del Uruguay, Francisco Beltrame; el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre; en representación de la CEPAL, Ximena Olmos ; y del PNUD, Aldo García.

Luego de la apertura por parte del Secretario General, dirigió la palabra el ministro Beltrame quien concluyó en que éste “es un problema que nos abarca a todos. Todos y cada uno estamos convocados en lo personal, en lo grupal, en lo regional, en lo universal a encarar este tema crucial para la humanidad toda...”.

 

A su turno el ministro Aguerre aseguró que: “Uruguay accede a los mercados porque tiene sanidad, porque tiene inocuidad, porque tiene trazabilidad y también va a acceder a algunos mercados especiales porque va a tener huella de carbono…”, refiriéndose a la instalación de las mesas de huella de carbono que se decidió hacerlo en tres de las principales cadenas -la carne, la leche y el arroz- integrando a todos aquellos actores que deben participar en este proceso.

 

A partir de allí, el diálogo se centró en el cálculo de la huella de carbono en los circuitos comerciales, sus posibles impactos y oportunidades. La huella de carbono es un indicador de la cantidad de gases de efecto invernadero, generados y emitidos en los procesos de producción y consumo de bienes y servicios, el cual se ha convertido en un creciente factor de diferenciación de los productos transados internacionalmente.

 

Los panelistas coincidieron en que los mercados internacionales comenzaron a exigir ciertos estándares asociados a la responsabilidad empresarial respecto a cuestiones relativas como el cambio climático. Estas nuevas exigencias y preferencias del consumidor, involucran el cálculo de la huella de carbono en la producción y comercialización, entre otros aspectos.

 

La discusión profesional se centró en describir  las principales metodologías existentes para el cálculo de la huella de carbono en el sector de la agricultura y alimentos, siendo el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) la más utilizada para cuantificar todas las emisiones de gases de efecto invernadero asociados a un producto o actividad a lo largo de su ciclo de vida o cadena productiva. Esta metodología incorpora el concepto “de la cuna a la tumba”, donde se considera la adquisición de materias primas, la producción, el transporte, la distribución, el uso, disposición final del producto y las pérdidas del proceso.

En este sentido hicieron aportes importantes el sector de la carne y el vino. En  estos ámbitos, el Ing. Quím. Gustavo Ochoa, Gerente de Operaciones en Establecimiento Juanicó, compartió su experiencia en el desarrollo de una calculadora de huella de carbono (su ponencia: La experiencia de la Bodega Establecimiento Juanicó S.A., puede descargarse más abajo) y el Ing. Agr. César Marquisá, jefe del Departamento de Extensión de la empresa del sector cárnico PUL,  describió las actividades realizadas para llevar a cabo un inventario de emisiones de GEI.

 

INAVI se ha comprometido  en el  estudio de la huella de carbono para los vinos uruguayos y se encuentra organizando la convocatoria de un grupo de trabajo para analizar en primer lugar el IWCC (International Wine Carbon Calculator) que empezaría a reunirse en el próximo mes de julio. Este  grupo tendría  que definir los factores de emisión que se podrían calcular específicamente y la interacción entre Direcciones e Institutos del MGAP que  ya los están calculando.

Invitado por INAVI y bodegas exportadoras el editor de Harpers conoció de primera mano nuestra vitivinicultura.
Obtuvo cuatro Campana de Oro en el festival más importante de la publicidad uruguaya.
Es una actividad familiar al aire libre con vino, gastronomía, música en vivo y juegos que recorrerá el país.
Se trata de Daniel Perches y Beto Duarte, wine bloggers y referentes de la comunicación del vino en su país.