Con alta emotividad Progreso abrazó una noble causa con su Cata Solidaria

El 19 de octubre, el Rotary Club Progreso (fundado en 1960), convocó a bodegas y a los solidarios amantes del vino, a su Quinta Cata con fines benéficos, enmarcada en un programa de responsabilidad social y empresarial de las bodegas e INAVI, quienes en un plan de contención  avalan una cata benéfica anual por departamento.

 

Una cata emotiva

 

Atravesando entre un par de fogatas que ardían en la entrada de la propia sede del Rotary Club de Progreso,  una decena de bodegas solidarias aguardaban la llegada del público, para descorchar sus cuidadas selecciones de vinos.

 

En esta ocasión, la cata se destacó por su fin social muy tangible y muy cercano a la vida social de Progreso: el de apoyar a Leticia Silva, quien meses atrás había sufrido un trágico accidente de tránsito, y que en reiteradas ocasiones debió ser intervenida y operada para lograr, poco a poco,  un mayor bienestar físico.

 

El año pasado, el Rotary Club Progreso había homenajeado a César Pisano, rotario de toda la vida y fundador de la bodega que lleva su nombre, a un año de su fallecimiento,  y a José Lez, oriundo de Progreso y recién asumido presidente de INAVI .

 

En la edición 2012, la cata tuvo otro toque emotivo: el homenaje a Juan Etcheverry (1928-2012), quien además de reconocido y querido bodeguero de la zona, fuera uno de los responsables de que se haya levantado esa sede. Rotario por más de cuarenta años, Etcheverry fue homenajeado con un conmovedor compendio de fotos y un sentido discurso pronunciado por su hijo Sergio, quien recibió una placa como reconocimiento.

 

Progreso, ese pueblo destacado por pertenecer a una zona productiva con cultura y tradición vitivinícola, recibió una vez más a un vino que se mostró como una bebida natural y netamente social, que invita al diálogo, y a la reflexión y el bienestar social.

 

La nobleza del vino

 

En su discurso, previo a la apertura de la cata, la Ing. Agr. Estela de Frutos manifestó: “Tengo el honor de representar a INAVI y a su presidente Enólogo José Lez, quien hubiera deseado estar presente, pero su misión lo tiene físicamente lejos de aquí. Lez se encuentra en Corea en pos de oportunidades comerciales para los vinos de Uruguay. En su nombre saludo a los miembros del Rotary Progreso, a las bodegas solidarias y a los solidarios catadores convocados por una gran causa”.

 

Se refirió a esta penúltima Cata Solidaria de 2012 (la onceava del programa anual de Responsabilidad Social de la bodegas y del Instituto) en estos términos: “Esta cata destaca por su fin solidario tan próximo a todos nosotros como es contribuir a la mejor calidad de vida de Leticia Silva, la joven que sufriera muy cerquita de aquí un grave accidente. Es en ocasiones como ésta que nos preguntamos cómo alguien pueda ver en el vino un simple vehículo para la ingesta de alcohol. Nada más lejos de ello, en una ocasión que el vino muestra toda su nobleza de bebida social y natural”.

  

En las Catas Solidarias el vino “se muestra como bebida social, porque invita al diálogo, a escuchar al otro y a pensar en los demás. También se muestra como bebida  natural, noble producto de la tierra, que revela toda la diversidad de la naturaleza en colores, aromas  y sabores”.

 

De Frutos, hizo referencia a que esta diversidad “es la que valida las catas como  los encuentros sociales para reconocer y descubrir vinos, porque nos permiten conocer vinos, y sólo lo que se conoce se puede  gustar, valorar y recomendar”.

 

Los elegidos

 

Antes de finalizar su discurso, Estela de Frutos resumió la buena  oferta sensorial de la cata de Progreso a un número de vinos, de esos que nadie se podía ir sin degustar.  Para ello, se seleccionó uno de cada bodega, como “los elegidos de la noche”: 

   

Escuela de Vitivinicultura: Tannat Tinto
De la Escuela de Vitivinicultura, se seleccionó este Tannat añejado en roble, por ser el centro de estudios donde este vino debe ser el foco del más riguroso conocimiento científico, como lo fue en los centros de enseñanza de Uruguay  desde 1908.

 

Lugano: Moscatel Frisante Rosado Dulce
Este Moscatel, fue elaborado en una bodega de Canelones fundada en 1915, que actualmente cuenta con 40 hectáreas de viña, conformada por Tannat, Merlot, Cabernet Sauvignon, Moscatel de Hamburgo y Ugni Blanc . Canelones es el departamento que tiene el mayor porcentaje de superficie vitícola y la mayor superficie de Tannat y moscateles.

 

Familia Pisano: Río de los Pájaros Tannat Merlot  2009
Un vino perteneciente a la línea que homenajea  a nuestras tierras, usando el nombre con el que los guaraníes hacían alusión al río Uruguay: Río de los Pájaros Pintados. Con este corte, los tres  hermanos que hoy continúan una tradición heredada por padres y ancestros, reflejan el carácter de la tierra, y de la gente que los elabora.

 

Moizo Hnos.: Tannat Roble Reserva 2010
Los enólogos de la familia, han elaborado este Tannat con uvas con control de producción en pequeños volúmenes, de aroma intenso, con notas de vainilla y de color cereza oscuro.

 

Juan Toscanini e Hijos: Sauvignon Blanc 2012
Se destacó este vino de color amarillo verdoso con matices grises, de aroma intenso, de gran expresión varietal, en el que se descubre el durazno de pulpa blanca.

 

Viña Varela Zarranz: Cabernet Sauvignon 2011
La historia de los Cabernet Sauvignon en Canelones  empieza por esta bodega, fundada por Pons en el siglo XIX. Éste, en particular, se muestra de color rubí, aroma neto  y  sabor equilibrado.

 

Santa Rosa: Chateau Fond de Cave
Un rosado Moscatel con aguja, un corte de  las variedades Tannat, Bonarda y Moscatel de Hamburgo.  

 

Almena: Pueblo del Sol Cabernet Sauvignon 2012
Este Cabernet hereda y expresa lo mejor de esta tradicional cepa, un vino de estructura media y de final suave.

 

Etceheverry : Licor de Tannat
Elegimos un licor de Tannat para  ofrecer en esta oportunidad  un  vino de gran concentración, dulce, como son los recuerdos que evocan hoy los rotarios al homenajear a su fundador Juan Etcheverry.

 

Bartora: Cosecha Otoñal 2009 
Cosecha Otoñal es un tinto de postre de cosecha tardía, elaborado en una bodega de la zona de Las Violetas fundada en 1918, como licoroso de corte de tres variedades: Petit Verdot, Tannat y Merlot.

Es una actividad familiar al aire libre con vino, gastronomía, música en vivo y juegos que recorrerá el país.
Se trata de Daniel Perches y Beto Duarte, wine bloggers y referentes de la comunicación del vino en su país.
Será el próximo sábado 21 en el LATU y estarán representadas 13 bodegas.
El 5/10 se realizó un concierto homenaje a sus 100 años, luego hubo una recepción con vinos enviados por INAVI.