La Novena Cata de Minas - sensaciones y descubrimientos

 

Año a año la Cata de Minas nos traslada a un paisaje de serranías a través del cual hemos ido asociando la vid y el vino a otros nobles productos de la tierra. Se fueron adhiriendo el pan, el queso de cabra, los fiambres y la carne. En la novena edición dijo presente el aceite de oliva, “haciendo camino al andar”, imprimió un toque de innovación y desarrollo a la región y a la cata.
 
Vino y aceite de oliva son una evocación de la dieta mediterránea, la modalidad alimentaria tradicional de los países europeos del Mediterráneo: España, Italia, Francia y Grecia. Esta dieta tuvo gran difusión en la última década del siglo XX en el resto del mundo, sobretodo en aquellos países de raíces europeas como Uruguay.
 
Había sido menos valorada en los periodos de bonanza económica porque se la veía austera, poco atractiva, fundamentalmente después de los años 60. Fue a partir de los 70 que reconquistó terreno llegando a su auge de reconocimiento en los años 90. Hoy día se hizo internacional, bien vista en todo el mundo.
 
El aceite de oliva fue el primero en ser investigado y reconocido por su efecto beneficioso antioxidante, aunado a que acompaña a las ensaladas de vegetales, al pescado, etc. Las frutas y vegetales frescos, con el tomate a la cabeza - tanto fresco como en salsas - le siguen en la lista.
 
El vino llegó pronto a ser la estrella, reconocido beneficioso para la salud humana, en todos los estudios de fin de siglo XX. En realidad el concepto de modalidad alimentaria mediterránea viene de la sumatoria de estos alimentos y de la combinación de sus efectos.
 
La Cata del Club Rotary Minas ha realizado avances simultáneamente en los aspectos sociales y benéficos.
 
En los aspectos sociales, es grato dar noticia de que la CATA DE MINAS ha sido incluida en el calendario anual de actividades del departamento por la Intendencia de Lavalleja; importante noticia que se dio en presencia de la Intendenta Departamental: Dra. Adriana Peña Hernández quien participó de la Novena Cata.
 
En cuanto a su fin benéfico, lo recaudado por la novena cata de 2009, permitió realizar mejoras en las cinco casas para madres solteras con hijos a su cargo inauguradas en el 2005. El Vino de Uruguay ve plasmado en estas obras una forma nueva de brindis; el de dar bienestar social.
 
Las bodegas que acompañaron la novena cata fueron: Alto de la Ballena, Ariano, Bresesti, De Lucca, Domínguez Hermanos, Juanicó, Juan Toscanini, La Carolina, Varela Zarranz, Rosés Hnos.
 
Las personas que acercaron el vino a los atentos participantes fueron:
Bonaldo Monfredo (ARIANO) Reinaldo De Lucca, Giovanna Hernandez y Camila Larrosa (DE LUCCA) Carlos Bresesti y Graciela de Bresesti (BRESESTI) Isabel Arnaldo (VARELA ZARRANZ) Juan Pedro Melogno (LA CAROLINA) Lorena Guerra (ROSES) Carlos Coimbra (DOMINGUEZ Hnos.) Paula Pivel y Álvaro Lorenzo (ALTO DE LA BALLENA) Jenny Sotelo, Enrique Gutiérrez y Pedro Arbilla (JUAN TOSCANINI E HIJOS) Jorge Bruno (JUANICO) Daniel Davidovics, Silvia Rodríguez, Rossana Cópola (DE LA SIERRA aceite de oliva) y Jorge Lescano (LA SAMAÑEGA queso de cabra)
 
TEXTO:INAVI PROMOCIÓN
EDICIÓN: DANIEL ARRASPIDE
Esta nueva edición se desarrolló entre el 19 y el 21 de marzo en Düsseldorf, Alemania.
La elección se llevó a cabo en el anfiteatro A Don José del Parque Artigas de la ciudad de Las Piedras.
En el marco estratégico para mercados exteriores se han definido una serie de acciones para 2017.
La gira estuvo liderada por David Lawrason, periodista, crítico de vinos y director de Wine Align.