El 25 de agosto se brindó con vino uruguayo en los cinco continentes

Una vez más, tal como ocurrió en año pasado, en el marco de las actividades de promoción del vino nacional en el exterior, INAVI promovió entre las representaciones diplomáticas y consulares de nuestro país en el exterior la adquisición de vino VCP de bodegas nacionales, para ser ofrecidos en las celebraciones de un nuevo aniversario de la Declaratoria de la Independencia.

La iniciativa, coordinada con el Ministerio de Relaciones Exteriores -mediante el envío de una circular a todas las representaciones de nuestro país en el exterior- permitió que en la noche del 25 de agosto se brinde con vino uruguayo en lugares muy lejanos a nuestras viñas.

 

Esto ocurrió en ciudades tan distantes entre sí como Helsinki, Washington, Moscú, Estocolmo y Asunción, donde se agasajó a los invitados con los mejores exponentes de nuestra bebida nacional, lo que significa un importante aporte para continuar desarrollando la imagen internacional de nuestro país como productor de vinos de calidad.

 

Entre todas, cabe destacar especialmente la recepción que ofreció nuestra Embajada en Asunción, Paraguay de la que damos cuenta aparte (ver »), donde se realizó una conferencia de prensa, una cena de presentación y también se contó con la presencia en la Fiesta Nacional de vinos de 10 bodegas: Alto de la Ballena, Artesana, Bertolini & Broglio, BraccoBosca, Familia Deicas, Garzón, JPO Wines, Juan Toscanini e Hijos, Marichal y Narbona.

También se destaca la presentación en la embajada en Finlandia donde se realizó una cata de vinos nacionales una hora antes de la celebración de la fiesta nacional con participación de prensa, importadores y público en general, contabilizándose en total unas 250 personas. Los asistentes recibieron un dossier con material sobre las bodegas y fichas técnicas sobre los vinos. Los comentarios de los expertos fueron elogiosos con respecto a la calidad de los vinos y se mostraron algo sorprendidos en cuanto a la variedad de la oferta presentada, con la presencia de algunas variedades uruguayas novedosas para ellos como el Riesling y algunos multivarietales inusuales como el Tannat Zifandel Merlot.

 

Las bodegas presentes en Helsinski fueron: Alto de la Ballena, Antigua Bodega, Ariano, Artesana, Bouza, BraccoBosca, Carrau, Castillo Viejo, Establecimiento Juanicó, Familia Dardanelli, Familia Deicas, Garzón, Giménez Méndez, Juan Toscanini, Narbona y Pizzorno Family Estates.

 

En general las presentaciones en todas las misiones diplomáticas giraron en torno a nuestros vinos y en particular a nuestra cepa emblemática, el Tannat. En este sentido, el Instituto, en conjunto con Uruguay XXI, apoyaron mediante el envío de material promocional e informativo que muestra a decenas de invitados las principales características de la vitivinicultura nacional.

 

Iniciativas como ésta son fundamentales para el desarrollo de la imagen de nuestros vinos en el mundo, y para reafirmar la importancia de desarrollar acciones coordinadas con nuestras misiones en el exterior, para que se siga brindando con vino uruguayo en los cinco continentes.

San José celebró el Día del Enoturismo con importante concurrencia a esta actividad enocultural.
Una reciente edición dedicada a Uruguay de esa publicación incluyó charlas con funcionarios y empresarios del país.
La aplicación incluyó a nuestro país y su cepa insignia entre los favoritos de los consumidores por segundo año.
Convocados por la Asociación de Sommeliers de Finlandia participaron de ella 11 profesionales.