Balance final de la vendimia 2014

Las expectativas que se tenían por el mes de diciembre de 2013 respecto de la cosecha 2014 eran de 120 millones de kilos. Ya en enero de 2014 pudo apreciarse una disminución a 110 millones, los que finalmente se transformaron en 92 al final de la zafra, por los fenómenos que se describen a continuación.

Vendimia Tannat en Filgueira 2014

Esta merma puede explicarse a través de dos grandes causas. En primer lugar, el "efecto año" por el cual ya había de por sí una disminución en la cosecha. En segundo lugar, el evento climático de las importantes lluvias de los primeros 45 días del año que se descargaron principalmente en el sur del país donde se encuentra la mayor concentración de viñedos.

 

El "efecto año" refiere a que habiendo sido la primavera 2012 bastante seca -hubo una considerable falta de agua- tanto la floración como la maduración de la yema fructífera se vio perjudicada, afectando a la producción 2014. No tenemos que olvidar entre el mes de julio y la primavera ya empieza a formarse la fruta que va a ser la producción, ya no la del año siguiente, sino la de dos años después. En resumen, tenemos que mirar el "efecto año" no sólo por las características de la primavera anterior a la vendimia -seca o húmeda- sino que hay que ver también cómo viene la yema fructífera desde dos años antes. Eso es lo que se da normalmente en un proceso vegetativo como el de la vid.

 

Y a eso le tenemos que sumar lo que fue el evento climático de la lluvia de principios de año.

 

Este evento climático tuvo dos grandes fases. La primera, que fue de un impacto muy importante, donde se vieron afectadas gran parte de las variedades tempranas, y la segunda, que cambió sustancialmente la vendimia, ya que empezó a haber soles importantes y el clima se tornó seco, con la consecuente paralización de la botrytis, que fue el hongo que con mayor fuerza había atacado a la fruta durante las lluvias.

 

Para resumirlo, hemos encontrado muy buenos vinos cosecha 2014, y eso se dio justamente porque hubo un cambio a partir del 20 de febrero, cuando empezó a haber diferencias importantes de temperatura entre el día y la noche,  donde los taninos comenzaron a madurar. Quienes trabajaron bien el viñedo durante el año a nivel deshoje y laboreo pudieron obtener una buena cosecha y elaborar buenos vinos de las variedades más importantes, es decir, Tannat, Cabernet Sauvignon y Merlot.

 

Finalmente, habría que destacar la incidencia de medidas adoptadas por INAVI, como la del Fondo de Alcohol Vínico, que permitió aprovechar gran parte de las uvas que no habían alcanzado las condiciones necesarias para llegar a vino.

Galería de imágenes: Vendimia 2014.
Se trata de Daniel Perches y Beto Duarte, wine bloggers y referentes de la comunicación del vino en su país.
Será el próximo sábado 21 en el LATU y estarán representadas 13 bodegas.
El 5/10 se realizó un concierto homenaje a sus 100 años, luego hubo una recepción con vinos enviados por INAVI.
En La Rural de Buenos Aires se realizó la Feria Iberoamericana de Gastronomía. Gran protagonismo de nuestros vinos.