Entre el Tannat y Gardel

 

En el marco del ciclo de las Catas Solidarias avaladas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) como parte de un programa integrado a su política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), se realizó el 6 de julio en el departamento de Tacuarembó la cuarta cata solidaria de 2012, organizada por el Rotary Tacuarembó Sur.
 
El debut
Rotary Tacuarembó Sur es un club pequeño de 27 socios, fundado el 30 de setiembre de 1970. Con el objetivo de recaudar fondos para su banco ortopédico, se lanzaron por vez primera a organizar una cata de vinos, con la meta de poder aumentar y acondicionar sus instrumentos ortopédicos, tales como sillas de ruedas, bastones canadienses, muletas y prótesis.
Según informó el comisario Manuel Sasías, actual presidente del Rotary Club, se vendieron más de 300 tickets, con lo que también se deberán cubrir los gastos de decoración, comida (mesas de quesos, fiambres, saladitos, panes y salsas) y las copas, especialmente grabadas para la ocasión.
 
 
Luego de las palabras de bienvenida de Sasías, el representante de INAVI como Director delegado del Ministerio de Industria, Gonzalo Martínez, compartió en la antesala las características y la importancia de las catas solidarias.
 
Vinos solidarios
Además de promover las acciones benéficas, las Catas Solidarias (desarrolladas desde 1990) buscan fomentar la cultura del vino uruguayo difundiendo el conocimiento del vino a través de la degustación. Para optimizar el nivel de las catas en todo sentido, INAVI cuenta con un reglamento que establece una serie de requisitos tanto para los organizadores como para las bodegas. Avala una cata por departamento cada año, asesora a los organizadores, participa con delegados, la difunde y la evalúa a través de un sistema de encuestas a las bodegas participantes.
Cada una de las nueve bodegas participantes obsequió una de sus mejores botellas de la noche para ser sorteadas entre el público asistente. Rodeando el salón, cada bodega estuvo representada por sus directores, sommeliers o distribuidores, quienes asesoraron y guiaron al público en la degustación y la difusión de la cultura del vino y de sus respectivos establecimientos y procesos de elaboración.
 
Los recomendados de las bodegas
Reconociendo la esmerada selección de vinos presentados, INAVI invita en cada Cata Solidaria a que las bodegas destaquen uno de los vinos más recomendados de la noche:
 
Vinos Finos J. Carrau: Juan Carrau Cabernet de Reserva 2009
De los mejores Cabernet Sauvignon de la región de Cerro Chapeu, criados en barrica de roble francés, se ha seleccionado esta única partida de 16.340 botellas de la cosecha 2009 para guardar en condiciones óptimas en las cavas de la bodega Carrau.
 
Castillo Viejo: Grand Tannat 2007 Colección Alta Gama
Un Tannat con un pasaje de 15 meses en barricas francesas y americanas, que se presenta con aromas a frutos rojos en mermelada (cereza, guinda y ciruela), frutas secas (higo, uva, orejón), sobre fondo sutil a tinta china. En boca se expresa potente, carnoso, muy sabroso y con presencia de taninos nobles y firmes.
 
Establecimiento Juanicó: Don Pascual Roble Tannat 2010
Un vino vigoroso, estructurado y complejo, con notas especiadas de frutos rojos y minerales, que tuvo de seis a nueve meses de crianza en roble, con el que se rinde homenaje a Don Pascual Harriague.
 
Giménez Méndez: Alta Reserva Sauvignon Blanc 2012
Uno de los vinos de referencia de la bodega Giménez Méndez, de alto potencial aromático y una gran intensidad que se refleja en sus notas florales, cítricas y minerales. Recuerda a frutos tropicales como el melón, guayaba, manzana verde y mango.
 
Irurtia: Km.0 Río de la Plata Reserva Tannat 2011
Este particular Tannat nace en el microclima único de las costas de Carmelo, en una parcela de viñedo seleccionada, tras una minuciosa cosecha manual, elaborado a escala boutique con la experiencia de cuatro generaciones de la familia Irurtia.
 
Leonardo Falcone: Marselan 2011
Sólo 3000 botellas de un vino artesanal que nace en las prodigiosas condiciones del suelo sanducero, en la parcela del viñedo La Carolina, conducido en lira y con vinificación tradicional, a cargo de Leonardo Falcone y su grupo técnico.
 
Los Cerros de San Juan: De La Colonia Tempranillo/Tannat 2011
Un corte que nace en el llamado "Triángulo oeste" donde en un radio de 100 km se encuentran los sitios históricos de Calera de las Huérfanas, la capilla Narbona, el Parque Anchorena y la bodega de Los Cerros de San Juan, declarada Monumento histórico en 2004, a los 150 años de edad. Un vino que llega a Colonia como el vino de ese fuerte testimonio cultural.
Marichal: Reserve Collection 2011
 
Un Tannat artesanal con personalidad, elaborado en una bodega boutique con uvas cosechadas a mano a comienzos de marzo en los viñedos de Canelones de la familia Marichal, con crianza de doce meses en barrica de roble.
Viñedos y Bodega Olaizola: Valle Edén Olaizola Cabernet Franc
La bodega local seleccionó este vino elaborado con uvas cosechadas a mano de viñedos ubicados sobre colinas onduladas de suelos arenosos en la región de Valle Edén de Tacuarembó, y vinificado y embotellado por Reinaldo De Lucca.
 
Donde nació Gardel
Bajo el Título "Gardel y Tannat", la cata llegó a pocos días del cierre de la 18ª semana Gardeliana, en cuyo marco se realizaron numerosas actividades e instalaciones con las que se homenajea a "el Guachito de Escayola". El lugar escogido, fue la sede del Club Tacuarembó, un enorme y hermoso edificio en donde el club, fundado en 1921, se instaló después de haber pasado por varios locales alquilados. Allí, entre el sonido de las charlas, los descorches, y las copas que chocaban musicalizando un brindis, no cesaron de escucharse clásicos del tango, predominando en la selección del dj aquellas canciones con la inconfundible voz de Carlos Gardel que en 2003, a propuesta del gobierno uruguayo, fue incorporada por la Unesco al Programa Memoria del Mundo.
 
Honrando el pasado vitivinícola de Tacuarembó
Apenas se cortó la cinta, el salón fue inaugurado y la gente pudo ingresar a disfrutar de buenos vinos uruguayos. Al ingresar, era imposible no sorprenderse con la decoración del salón, en la que se cuidaron todos los detalles, tanto en las mesas como en las paredes y techo, desde donde colgaban enormes racimos de uvas.
 
Un destaque aparte merece el pensado homenaje que se le hizo a la familia Levratto, una de las bodegas pioneras de Tacuarembó. "Tratamos de hacer un diagrama en donde se pusieran momentos representativos de la vida de Levratto y la elaboración del vino", expresó el rotario César Zaballa.
El recorrido empezaba con un escudo sobre un flotador del barco en el que vino Don Carlo Levratto, un italiano de la Lombardía. Aparecía a su lado un enorme retrato de la familia Levratto, seguramente fotografiada al arribo, seguido de referencias a la vendimia, y cual reliquia de museo, diversos elementos de la bodega, como tanques, barriles, exprimidores, rastrillos de orujo, damajuanas, tapas de los tanques y, por allí, una destacada foto aérea de la bodega en la década del cuarenta, en la etapa de su mayor esplendor.
 
"Al final de la jornada, se jugaba a las bochas", señaló Zaballa, por lo que dispusieron un rincón llamado "fin de semana, bocha y vino" donde además de las bochas y tizas, aparecían antiguos y pintorescos marcadores. Junto a una vitrola traída por la familia Levratto, y algunos discos que se remontan a los años veinte, el recorrido en el tiempo se reencuentra con Gardel, y allí, en equipos más modernos, suena su música, eterna y necesaria.
 
Actualmente en Tacuarembó hay sólo dos bodegas: Oraizola y Cabrera, además de algunas otras más pequeñas que producen vino para su propio consumo. "Esperamos que estas catas sirvan no sólo para seleccionar el consumo, sino también para estimular la producción", añadió Zaballa. Mientras tanto, en el salón continuaban descorchándose botellas, Gardel seguía cantando y el vino, tan uruguayo como el mago del tango, se expresaba con todo su esplendor en cada copa.
El 20 de abril tuvo lugar en esa expo permanente el evento Wines of the World Thursday dedicado a nuestro país.
La prestigiosa revista británica publicó en su portal digital un extenso artículo sobre los vinos de Uruguay.
En una cena organizada por la Embajada de Uruguay en Suecia el presidente de INAVI presentó nuestros vinos.
Esta nueva edición se desarrolló entre el 19 y el 21 de marzo en Düsseldorf, Alemania.