SIDRA

 

MINISTERIO DE GANADERIA, AGRICULTURA Y PESCA Decreto 401/001

Díctanse normas relativas a las formas y condiciones de producción, elaboración, rendimientos, envasado, etiquetado, circulación, destilación, comercialización, importación y exportación de la sidra. (2.627*R)

MINISTERIO DE GANADERIA, AGRICULTURA Y PESCA

Montevideo, 10 de octubre de 2001

VISTO: Lo dispuesto en el artículo 2º de la Ley 17.295 de 31 de enero de 2001 y la gestión formulada a esos efectos por el Instituto Nacional de Vitivinicultura y la Junta Nacional de la Granja del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

RESULTANDO: I) Dicho artículo legal establece que el Poder Ejecutivo, con el asesoramiento preceptivo del Instituto Nacional de Vitivinicultura y de la Junta Nacional de la Granja, regulará todo lo atinente a las formas y condiciones de producción, elaboración, rendimientos, envasado, etiquetado, circulación, destilación, comercialización, importación y exportación de la sidra;

II) Por su parte el artículo 11 de la precitada norma legal comete al Poder Ejecutivo la determinación de los porcentajes a adjudicar al Instituto Nacional de Vitivinicultura y la Junta Nacional de la Granja de lo recaudado por concepto de la Tasa de Promoción y Control creada por el Artículo 149 de la ley Nº 15.903 de 10 de noviembre de 1987 en la redacción dada por el artículo 1º de la ley Nº 16.757 de 26 de junio de 1996, así como por concepto de sanciones que el INAVI aplique a los elaboradores o importadores de sidra.

CONSIDERANDO: I) De recibo la gestión promovida por el Instituto Nacional de Vitivinicultura y la Junta Nacional de la Granja. II) Necesario dar cumplimiento al mandato legal reglamentando la elaboración, circulación y comercialización de la sidra y determinando los porcentajes a adjudicar a ambos institutos por los conceptos mencionados en el Resultando II, como contrapartida de sus respectivas funciones.

ATENTO: A lo preceptuado por las leyes Nº 15.903 de 10 de noviembre de 1987 y 17.295 de 7 de febrero de 2001.

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DECRETA

DEFINICIONES:

Artículo 1º.- Sidra: es el producto obtenido exclusivamente por la fermentación alcohólica, total o parcial de la manzana apta, de la pasta o mosto fresco y/o del jugo natural de la misma, de acuerdo a las prácticas de elaboración y con el asesoramiento técnico que establezca el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI).

Mosto de manzana o mosto natural de manzana: Es el zumo de la manzana fresca industrialmente madura, en tanto no ha comenzado su fermentación.

TIPOS DE SIDRAS:

Sidra seca: Es la bebida resultante de la fermentación alcohólica del mosto natural de manzana, jugo natural que no excede en el producto terminado los 5 g/l de azucares reductores de origen endógeno, expresados en glucosa.

Sidra semiseca (abocada): Es la bebida resultante de la fermentación alcohólica del mosto natural de manzana, cuyo contenido de azucares reductores expresados en glucosa está entre 5 y 30 g/l.

Sidra dulce: Es la bebida resultante de la fermentación alcohólica del mosto natural de manzana, que excede en el producto terminado los 30 g/l de azúcares reductores, expresados en glucosa.

Sidra espumosa: es la sidra adicionada de gas carbónico.

Artículo 2º.- Se autoriza la elaboración y comercialización de productos con base de sidra, con una proporción mínima del 60% en volumen en el producto final, con adición o no de jugos o pulpa de fruta, extracto o esencias naturales, azúcar y anhídrido carbónico. Dicho producto se denominará sidra leve, y deberá cumplir con los parámetros analíticos dispuestos en el presente decreto. Para elaborar sidra leve deberá presentarse la solicitud con 3 días de antelación, autorizándose previo cumplimiento de las condiciones y de acuerdo al trámite que establezca el Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Artículo 3º.- Las sidras deberán tener las siguientes características: características organolépticas:

- a) color: será el color amarillo o amarillo anaranjado característico;

- b) sabor y aroma: no podrá tener sabor ni olor extraños, sean ellos provenientes de recipientes, envases en mal estado, o de ataques microbianos o tratamientos inadecuados;

- c) aspecto: observada directamente o por método instrumental deberá presentarse límpida, sin turbiedad o depósitos perceptibles.

Artículo 4º.- No serán aptas para el consumo, las sidras que:

- A) tengan acidez volátil, expresada en ácido sulfúrico, superior a 1.2 g/l.

- B) por su análisis químico, examen microscópico u organoléptico acusen enfermedad o alteración química, física o microbiana.

- C) tengan olor o sabor anormales.

- D) no posean estabilidad: o sea que mantenidas en estufa de 25º C durante 10 días, experimenten alteraciones en su composición o caracteres organolépticos.

- E) sean adulteradas: o sea que se les haya adicionado sustancias no permitidas por la ley o su reglamentación.

Artículo 5º.- No se considerarán genuinas y por tanto tampoco serán aptas para el consumo:

I) las que no se ajusten a los siguientes parámetros:

A) contengan menos de 4,5% o más de 9,0% de alcohol en volumen;

B) contengan menos de 13 gramos por litro de extracto seco reducido;

C) contengan una acidez total superior a 4.5 g/l expresado en ácido sulfúrico; o inferior a 2.5 g/l expresado en ácido sulfúrico.

D) contengan anhídrido sulfuroso total: en la sidra seca superior a 200 mg/l expresado en SO2; en la sidra edulcorada superior a 250 mg/l expresado en SO2.

E) Contengan ácido sórbico o sorbatos; superior a 350 mg/l expresado en ácido sórbico.

F) metanol: máximo 350 mg/l.

II) Las que se obtengan por encima del rendimiento fijado por el presente decreto.

III) Las que hayan sido adicionadas de sustancias, que aún siendo naturales en las sidras, modifiquen o alteren la relación entre sus componentes.

Artículo 6º.- Queda prohibida la elaboración, tenencia, circulación y venta de sidras artificiales.

Artículo 7º.- Se reconoce las siguientes prácticas permitidas en la elaboración de sidras:

a) aplicación de frío y gases;

b) agregado de anhídrido carbónico;

c) mezcla de mostos naturales.

d) Mezcla de sidras entre sí o éstas con mostos de manzanas.

e) adición de levaduras seleccionadas;

f) prácticas tradicionales de bodegas tales como trasiego, remontaje, filtración, refrigeración y pasterización;

g) procedimientos físicos de deshidratación de mostos que no produzcan caramelización de los azúcares, ni alteración sensible de las características sensoriales del mosto, así como la recuperación de aromas naturales para su reincorporación al producto;

h) calificación con materias como albúmina, bentonita, gelatina caseinato de calcio o potasio, ictiocola, clara de huevo, taninos, celulosa, carbón activado y coadyuvantes de filtración de modo que no dejen sabores ni olores extraños;

i) agregado de enzimas;

j) adición de los aditivos autorizados en la lista positiva de este reglamento;

k) adición de zumo de peras sanas y limpias, en una proporción no superior al 10% (diez por ciento).

Artículo 8º.- Se prohíbe:

a) la adición de aromas artificiales.

b) la adición de alcohol de cualquier tipo, o su corte con vino.

c) la coloración artificial de sidras, como adición de edulcorantes artificiales, bonificadores, antifermentativos, antisépticos o con-servadores, esencias o sustancias aromáticas que contribuyan a exaltar las características organolépticas naturales de la sidra y en general la agregación de todo producto que no esté autorizado expresamente.

Artículo 9º.- Para agregar edulcorantes tales como sacarosa, jarabe de alta fructosa y mostos de manzana naturales o concentrados; se requerirá autorización del Instituto Nacional de Vitivinicultura, quién se pronunciará previo informe técnico.

Artículo 10º.- Todo envase de sidra deberá llevar una etiqueta en donde conste: nombre del elaborador, tipo de sidra, marca del producto, dirección del establecimiento industrial, número de inscripción en INAVI, porcentaje en volumen de alcohol, contenido de azúcares totales expresados en glucosa, contenido neto y fecha de consumo preferente, y país de elaboración.

La falta de etiqueta, como de los datos que se establecen precedente-mente, se sancionará de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 285 de la ley 16736 de 5 de enero de 1996.

Artículo 11º.- Materia Prima: La sidra tendrá como materia prima la manzana, fruta proveniente de la especie Malus doméstica Borhk.

La fruta deberá ser entera, fresca, industrialmente madura, sana y limpia.

Entera corresponde a una fruta que no presente heridas abiertas, o lesiones sin cicatrizar que afecten la pulpa en profundidad.

Fresca es una fruta que tenga un mínimo de madurez que permita obtener niveles normales de sus componentes naturales luego de la elaboración contemplados en este reglamento. Además no tendrá un grado de sobremaduración que reduzca sensiblemente el contenido de jugo que afecta su valor industrial.

Sana es una fruta que no presente alteraciones tales como prodredumbres, que implique cualquier grado de descomposición, des-integración o fermentación de tejidos.

Limpia significa que no presenta tierra y otros cuerpos extraños, como restos vegetales, de otras frutas, etc.

No se admitirán residuos de pesticidas en niveles superiores a las ordenanzas vigentes, respetándose los tiempos de espera de los productos fitosanitarios de acuerdo a lo establecido por la Dirección General de los Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca.

En un plazo no mayor de dos años, ambos organismos acordarán si de dichas experiencias surge la necesidad de proceder a ajustar los parámetros que definen la calidad de la materia prima y que inciden en la calidad del producto final.

Artículo 12º.- Se consideran sidreros a las personas físicas o jurídicas que elaboran total o parcialmente sidra para comercializar o en cantidad superior a 500 litros.

Todo elaborador o importador de sidra, deberá inscribirse en el Registro que a esos efectos llevará el Instituto Nacional de Vitivinicultura y hacer las declaraciones juradas que se establezcan.

Para obtener la inscripción de referencia, los interesados deberán presentar una solicitud en los formularios que proporcionará el Instituto, mediante declaración jurada.

Artículo 13º.- Se considera que la sidra se halla en circulación, cuando ha sido dada de baja en el libro de contabilidad de Sidrería, o se encuentra envasada, teniendo adherida la boleta de circulación y calidad.

Artículo 14º.- Se considera local de sidrería, a los efectos del presente decreto, todo el predio donde esté ubicado el establecimiento, incluso la casa-habitación, galpones y demás dependencias, sin perjuicio de que pudiera comprender padrones diferentes.

Artículo 15º.- Todo elaborador de sidra, deberá presentar las siguientes declaraciones juradas en los formularios que a esos efectos expida INAVI:

1) Antes del 1º - de febrero de cada año, indicando:

a) la capacidad de los recipientes, el número de orden de cada uno de ellos,

b) la cantidad de sidra en existencia, al 31 de enero.

2) Antes del 1º de agosto de cada año, indicando:

a) Cantidad de fruta procesada,

b) Cantidad de sidra elaborada y su tipo,

c) procedencia de la fruta adquirida, agregando copia de la factura de compra.

3) dentro de los primeros cinco días de cada mes un estado demostrativo de las operaciones realizadas en el anterior.

Artículo 16º.- Todo elaborador de sidra deberá comunicar al Instituto Nacional de Vitivinicultura, con anticipación no menor a 5 días, la fecha en que iniciará la molienda de frutas, en los formularios que a esos efectos se expidan.

Artículo 17º.- Los métodos de análisis de los productos que trata el presente decreto, así como mecanismos de extracción de muestras y validez de las mismas, tolerancias analíticas, disidencias analíticas, serán los vigentes en materia de vinos.

Asimismo, serán aplicables, en lo pertinente, las normas legales y reglamentarias que regulan la actividad vitivinícola y el control de la circulación, calidad y aptitud para el consumo del vino, a la actividad de elaboración, circulación, comercialización e importación de sidra y control de su calidad y aptitud para el consumo.

Artículo 18º.- Se prohibe la tenencia en los locales de sidrería de todo producto cuyo uso en la elaboración de sidra no sea permitido. Queda prohibida, asimismo, la tenencia de azúcares en sidrerías, salvo en las cantidades y condiciones que autorice el Instituto Nacional de Vitivinicultura, para efectuar correcciones o edulcoraciones admitidas por la reglamentación.

Artículo 19º.- Se establece que el máximo de producción de sidra natural, será de 80 (ochenta) litros por cada cien (cien) Kgs. de manzanas frescas.

Artículo 20º.- SIDRAS IMPORTADAS: Las sidras importadas, sin excepción, quedan sometidas al mismo régimen que las de fabricación nacional, las que se liberarán para su comercialización acondicionadas en su envase original, el que no podrá exceder a 1 (un) litro de capacidad.

Artículo 21º.- Se autoriza el empleo de los siguientes materiales para recipientes de elaboración, fermentación y conservación de sidras:

a) acero inoxidable;

b) hormigón, revestido de materiales inertes, bromatológicamente

aptos, como resinas epoxi, parafina o cera;

c) madera, debidamente tratada e higienizada;

d) hierro, revestido de materiales inertes, bromatológicamente aptos, como resinas epoxi u otras pinturas plásticas;

e) fibra de vidrio;

En todos lo casos los equipos deben estar limpios y libres de corrosión.

El transporte a granel de sidras debe realizarse en recipientes acondicionados en forma similar a lo indicado para la elaboración u conservación

Artículo 22º.- Fíjase el período de elaboración de sidra, entre el 1º de febrero y el 31 de mayo de cada año. Fuera de estos plazos, las elaboraciones deberán ser autorizadas expresamente por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, con el asesoramiento de la Junta Nacional de la Granja. Toda elaboración que se realice fuera de ese período, y sin la autorización referida, será considerada en infracción y decomisada.

Artículo 23º.- Las sidrerías deberán llevar libros especiales de contabilidad que serán proporcionados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura.

En dichos libros se asentará la cantidad de materia prima entrada, día a día, con especificación de procedencia, número de expediente de autorización para encabezar zumos o sidras y para edulcorar sidras, cantidad de alcohol y partes alícuotas de azúcar utilizada, cantidad de sidra obtenida, valores adquiridos, saldo de valores, y cada salida de sidra.

Artículo 24º.- Para la circulación de las sidras o zumos a granel fuera del predio industrial, los interesados deberán solicitar previamente autorización al Instituto Nacional de Vitivinicultura, el cual expedirá la guía correspondiente.

Artículo 25º.- No podrán librarse a circulación sidras, sin que los envases luzcan la correspondiente boleta de control, so pena de ser decomisadas y su tenedor sancionado con multa.

Artículo 26º.- El Instituto Nacional de Vitivinicultura dispondrá inspecciones y recuentos en las sidrerías cuando lo estime conveniente.

Artículo 27º.- El local de sidrería y sus instalaciones en lo que respecta a las condiciones higiénico-sanitarias deberán ser aprobadas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, quién otorgará la habilitación correspondiente para elaborar sidra, previa acreditación por el solicitante de los requisitos que dispondrá el Instituto de referencia.

Artículo 28º.- Prohíbese incluir en los rótulos o etiquetas de los envases, anuncios, etc. toda falsa expresión, o inscripción gráfica, que induzca a error o engaño acerca de la procedencia, naturaleza, tipo y calidad de las sidras.

Artículo 29º.- Lo recaudado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, derivado del cobro de la tasa de promoción y control creada por el artículo 149 de la ley Nº 15903, de 10 de noviembre d 1987, en la redacción dada por el artículo 1º de la ley Nº 16.757, de 26 de junio de 1996 se adjudica en un porcentaje de un 70% al Instituto Nacional de Vitivinicultura y un 30% a la Junta Nacional de la Granja.

Artículo 30º.- Se autorizan los siguientes aditivos alimentarios:

 

Codex

Nombre del aditivo

Límite máximo (mg/l)

300

Acido ascórbico (l-)

Nse

330

Acido cítrico

Nse

296

Acido málico (dl-)

Nse

353

Acido metatartárico

Nse

200

Acido sórbico

350

334

Acido tartárico (l+-)

Nse

342ii

Amonio, -(di)fosfato de, fosfato dibásico de, -(di)ortofosfato

Nse

342i

Amonio,- (mono) fosfato de, fosfato monobásico de

Nse

220

Asufre dióxido, anhídrido sulfuroso

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

341ii

Calcio, -(di)fosfato de, fosfato dibásico de, ortofosfato de

Nse

341i

Calcio, -(mono) fosfato de, -(mono)ortofosfato de

Nse

341iii

Calcio, -(tri)fosfato de, fosfato tribásico de, -(tri)ortofosfato de

Nse

303

Potasio, ascorbato de

Nse

228

Potasio, bisulfito de

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

501ii

Potasio, carbonato ácido, potasio bicarbonato

Nse

501i

Potasio, carbonato de

Nse

540ii

Potasio, -(di) fosfato, -(di)monofosfato, (di)ortofosfato de

Nse

351

Potasio, malatos de

Nse

224

Patasio, metabisulfito de

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

332i

Potasio, -(mono) citrato de

Nse

340i

Potasio, -(mono) fosfato, fosfato ácido, -(mono) ortofosfato de

Nse

202

Potasio, sorbato de

350 expresado como acido sórbico

225

Potasio, sulfito de

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

336i

Potasio, tartrato ácido, bitartrato, -(mono) tartrato

Nse

332ii

Potasio, -(tri) citrato de, citrato de

Nse

337

Potasio y sodio tartrato

Nse

301

Sodio, ascorbato de

 

500ii

Sodio, bicarbonato de, carbonato ácido de

Nse

222

Sodio, bisulfito de, sulfito ácido de

Tod. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

500i

Sodio, carbonato de

Nse

331ii

Sodio, -(di) citrato de

Nse

339ii

Sodio, -(di) fosfato de, -(di)orto (o mono) fosfato de

Nse

335ii

Sodio, -(di) tartrato de

Nse

350

Sodio, malatos de

Nse

223

Sodio, metabisulfito de

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

331i

Sodio, -(mono) citrato de

Nse

339i

Sodio, -(mono) fosfato de monofosfato de, -(mono) ortofosfato de

Nse

335i

Sodio, -(mono)tartrato de

Nse

201

Sodio, sorbato de

350 expresado como acido sórbico

221

Sodio, sulfito de

Tot. edulc. 250, seca 200 expresado como SO2

331iii

Sodio, -(tri) citrato de, citrato de

Nse

339iii

Sodio, -(tri)fosfato de, -(tri)orto (o mono) fosfato de

Nse

 

Artículo 31º.- Este decreto entrará en vigencia a partir de su publicación en dos diarios de la capital.

Art. 32º.- Comuníquese, etc.

BATLLE, GONZALO GONZALEZ.

Articulos de la misma categoria
Ley No. 18.147 de 25-6-2007
Decreto No. 9/007 de 5-1-2007
Decreto No. 62/005 de 17-02-2005
Decreto No. 166/006 de 05-06-2006
Decreto No. 190/008 de 31-03-08
Decreto No. 578/008 25-11-2008
DECRETO N° 454/02
Ley de sidra - N°. 17.295
Decreto 401/001
Ley 17.458
Ley 15.903
Decreto Ley 15.058
Indicaciones Geográficas para vinos del Uruguay registradas en INAVI
Decreto 283/993
Decreto 431/994
Decreto 325/997
Decreto 103/994
Decreto No. 48/998
Decreto 637/989
Decreto No. 48/998
Prestaciones Vínicas (17 de Febrero de 2005)
Decreto 24.02.1928 - Normativa sobre vinos
Decreto No. 240/000
Ley de Creación de INAVI (ley 15.903 art.141 a 154)
Ley 16.002
Ley 16.273
Ley 16.757
Ley 17.458
Ley No. 18.462 de 8-01-2009